Menú Principal

Donaciones

Para donar a la Asociación debe comunicarse al teléfono:
+54 (03717) 494100
Palo Santo - Formosa

Usuarios en línea

Tenemos 2 invitados conectado
UNA COMADREJA… Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

UNA COMADREJA…     

Algunos días atrás, en la carpintería de un amigo (casi en el Centro de Palo Santo), una mañana apareció una comadreja, adulta ya, aunque parecía ser relativamente joven… El animalito se había refugiado en el interior de uno de los armarios de madera donde se guardan las herramientas…

      Si la dejábamos allí, seguramente estaba condenada a morir en muy breve tiempo, ya que, si no la mataban los perros del vecindario, no iba a faltar tampoco alguno de esos “seres supuestamente humanos”, inadaptado para la convivencia, que le diera muerte…

      Así que nos pareció mejor introducirla en una  improvisada jaulita, para  luego  llevarla  y  liberarla  en  alguna  zona boscosa donde pudiera vivir libremente, conseguir alimento y gozar de una relativa seguridad…     

      Pero mientras preparábamos su traslado, pudimos comprobar que esa comadreja tenía varias crías recién nacidas en su “bolsa masurpial”, las que a veces se asomaban tímidamente al exterior…     

      El mal tiempo (tres días de lluvia y tormentas, en que tuvimos que alimentarla nosotros) demoró un poco el traslado. Pero finalmente la llevamos y la liberamos entre algunos árboles ubicados  en la costa del estero.     

      Aparentemente estaba sana y no había perdido su instinto salvaje, por lo que creo que no va a tener dificultades para integrarse al ambiente del bosque, ella y también sus crías , que dentro de poco tiempo saldrán ya de la “bolsa masurpial” y acompañarán a su madre a través de la verde espesura vegetal… 

Y... ¿porqué no la mató?... preguntó el fulano... 

    

      Cuando volvía de liberar en el bosque a la comadreja, un tipo (viendo la jaula vacía que traía conmigo) me preguntó para qué la tenía… Y yo entonces le relaté la historia de la comadreja que había liberado.  Al escuchar mi respuesta, el tipo me preguntó nuevamente “¿Y… porqué no la mató?,”…   ante lo cual yo le dije “Y… ¿porqué la iba a matar?”… “Porque comen todas las gallinas”, afirmó el fulano…  “Donde hay comadrejas no queda ninguna gallina viva”,,, “las exterminan a todas”, reflexionó…     

      Entonces me pareció interesante explicarle al tipo ese que LAS COMADREJAS EN LA TIERRA EXISTEN DESDE HACE UNOS CUATRO, CINCO O SEIS MILLONES DE AÑOS, LAS GALLINAS (O AVES SIMILARES) EXISTEN TAMBIÉN DESDE HACE CUATRO, CINCO O SEIS MILLONES DE AÑOS… y LOS PRIMEROS SERES QUE PUEDEN CONSIDERARSE COMO ANTEPASADOS DEL HOMBRE NO DIFIEREN MUCHO DE LAS GALLINAS Y LAS COMADREJAS, EN CUANTO A SU ANTIGÜEDAD…     

      En cambio la “domesticación de las gallinas” por el hombre se produjo recién hace unos pocos miles de años. Y, recién a partir de la domesticación de las gallinas, resulta factible creer que algunos humanos comenzaron la caza, persecución y matanza de los predadores de estas aves…     

      Dicho en otras palabras, hombres gallinas y comadrejas convivieron  equilibrada y armoniosamente durante varios millones de años, sin que ninguna de las tres especies se exterminara y desapareciera. Y, si esta convivencia de hombres, gallinas y comadrejas fue posible durante varios millones de años,… ¿porqué no es posible que convivan también ahora, sin exterminarse unas a otras?...     

      Cosas que pasan…

Palo Santo, febrero de 2.012.                         

 

                                                                     Ramón Godoy

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote
smile
wink
laugh
grin
angry
sad
shocked
cool
tongue
kiss
cry
achicar | agrandar

busy
 

Encuesta

¿Cómo Contribuyes Tú en el Cuidado del Medio Ambiente?